Virtualización de servidores directa

Instrucciones de virtualización compiladas como parte del núcleo

La diferencia más destacada entre los Servidores Privados Virtuales KVM y prácticamente todos los demás tipos de virtualización es el método de virtualización específico. Mediante KVM, ya no hace falta ejecutar programas de virtualización especiales en el servidor – en lugar de esto, las instrucciones de software imprescindibles se están compilando en el SO del host. Esto reduce significativamente los recursos que el servidor tiene que dejar de lado con el fin de usar módulos extra y en cambio deja estos recursos libres para las máquinas virtuales. La eliminación de este eslabón de comunicación extra entre otras cosas, acelera los tiempos de espera de entrada/salida, acelerando inmensamente el desempeño del Servidor Privado Virtual.
Virtualización de servidores directa

Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Utilización eficaz de los recursos del servidor

Por lo general las máquinas huésped requieren un nivel extra entre ellas y la máquina anfitriona que se haga cargo de la administración de recursos. Esta situación da lugar a una disponibilidad de recursos demasiado reducida que las máquinas virtuales podrían utilizar. Gracias a los KVM VPS, cualquier capa adicional queda excluida, puesto que el sistema de virtualización se elabora dentro del sistema operativo de la máquina anfitrión. De esta forma, la cantidad de recursos que el host ofrece serán utilizados debidamente por los Servidores Privados Virtuales existentes. Esta disponibilidad de recursos le ofrece un impulso extra que se requiere para que sus páginas o aplicaciones web se distingan de la competencia.
Aprovechamiento de los recursos más efectivo

Un máximo grado de control en lo que se refiere al SO

Una completa libertad para utilizar el SO que le apetezca

Una de las limitaciones de los Servidores Privados Virtuales, si se les compara con los servidores dedicados, suele ser el sistema operativo en sí – generalmente usted está limitado a el elenco de SOs que ofrece el proveedor del servicio. Teniendo a mano un VPS KVM, en cambio, tiene la opción – efectivamente instalar cada uno de los SOs cuyas características coinciden con los requisitos de su servidor y el hardware del servidor principal. Lo que es viable como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM es una parte integrante del SO del servidor, con lo que las máquinas huésped se comunican con el hardware de forma directa, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, que suele ser parte de muchas otras soluciones de virtualización.
Un máximo grado de control en lo que se refiere al SO
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL